¿RIESGO DE MIOPÍA EN NIÑOS POR EXCESO DE TIEMPO FRENTE A LAS PANTALLAS?

Según los especialistas los niños pequeños en la actualidad juegan durante cada vez más horas con dispositivos móviles como teléfonos inteligentes y tabletas e incluso computadores y esto podría convertirse en un problema para ellos. La investigación revela que los niños comienzan a fijar la visión de cerca en dispositivos digitales, como las tabletas o teléfonos inteligentes de sus padres desde los 6 meses de edad.

Ahora bien, los colegios ahora dictan las lecciones en línea en casa y los niños en edad escolar están pasando más tiempo frente a las pantallas de dispositivos digitales y muchos padres están relajando las reglas de tiempo de pantalla para mantener a los niños ocupados mientras están distanciados socialmente. En medio de la crisis, muchos niños pasan menos tiempo jugando al aire libre.

Si prestamos atención a nuestros hijos mientras juegan o ven videos, nos damos cuenta de lo cerca que tienen los dispositivos a sus ojos y a medida que los videos o juegos se vuelven más interesantes, lo acercan todavía más.

pantallas-chicos-miopia

Nuestros niños también muestran signos y síntomas del Síndrome visual digital, como fatiga ocular, ojos rojos, secos, irritados, dolores de cabeza y hombros, entre otros. Sin embargo, cuando se concentran y no toman descansos, es posible que ni siquiera noten la tensión en sus ojos. Y si tu hijo mira siempre a la misma distancia durante un tiempo prolongado, esto puede causar que el sistema de enfoque del ojo tenga espasmos o se “bloquee” temporalmente. Esta afección, llamada espasmo de acomodación, hace que la visión de un niño se torne borrosa cuando levanta la vista de la pantalla. Algunos estudios sugieren además que el uso de pantallas y otras actividades en visión próxima dentro de espacios cerrados podrían fomentar mayores niveles de miopía (dificultad para ver de lejos) entre los niños.

Los científicos todavía están tratando de comprender cómo se desarrolla y progresa la miopía. Algunos factores que determinan si un niño desarrolla miopía, como la genética, están fuera del control de los padres, pero las investigaciones muestran que el trabajo prolongado en visión próxima podría ser un factor de riesgo. Por ejemplo, una revisión de 25 años de investigación encontró que trabajos de cerca como leer o usar una tableta  o celular por tiempo prolongado, aumentaba las probabilidades de padecer miopía.1 Otro estudio a nivel nacional en Taiwán encontró que los programas de estudio después de la escuela con mucho trabajo de cerca se asociaron con una mayor probabilidad de miopía entre los niños de 7 a 12 años. Un estudio de escolares chinos encontró que un mayor tiempo dedicado a trabajar con los ojos enfocados en algo a menos de 20 centímetros de distancia se asoció con la miopía. Investigadores en Irlanda encontraron que más de tres horas de tiempo frente a la pantalla por día aumentaron las probabilidades de miopía en los escolares, y los investigadores en Dinamarca encontraron que el riesgo de miopía aproximadamente se duplicó en los adolescentes daneses que usaban dispositivos de pantalla durante más de seis horas al día. Como puedes ver es fuerte la evidencia científica y de otro lado las investigaciones dicen que jugar al aire libre durante más tiempo podría ayudar a un desarrollo más saludable de la visión en los niños.

pantallas-chicos-miopia-oculista

¿Qué aconseja la OMS para los niños frente a las pantallas?

Para los lactantes (menores de un año) no se recomienda que pasen tiempo frente a pantallas. Y para los niños de 1 a 4 años, la exposición no debe exceder una hora diaria; aclarando que cuanto menos, mejor. De ahí en adelante, más de tres horas al día se considera excesivo.

¿Qué debemos hacer los padres?

Debemos estar pendientes de síntomas y comportamientos como: frotarse los ojos con frecuencia, parpadeo excesivo, lagrimeo, inclinación de la cabeza o entrecerrar los ojos al leer o mirar televisión, dolores de cabeza por fatiga visual, quejas de cansancio ocular o visión doble.

Si tu hijo presenta alguno de estos síntomas o quejas, se recomienda que se haga un examen visual.

Nosotros como padres podemos prevenir la fatiga visual al establecer límites para tu hijo cuando se trata del uso de dichos dispositivos. Esto se puede hacer mediante:

– Moderar el trabajo de cerca, establecer tiempos de juego en dispositivos móviles, hasta aproximadamente 30 minutos por sesión.

– Asegúrate de que tu hijo descanse los ojos con frecuencia cuando utilice dicho dispositivo, puede utilizar la regla del “20-20-20”. Cada 20 minutos debe realizar pausas de alrededor de 20 segundos, mirando a una distancia de 20 pies (unos 6 metros).

– Enséñale a parpadear voluntariamente.

–  Es fundamental que las actividades de visión de cerca se realicen a una distancia suficiente (el dispositivo se debe mantener al menos a 30 cm de distancia). Comprueba que su postura es adecuada, y que el brillo y contraste de las pantallas estén ajustados correctamente. No es recomendable estar completamente a oscuras.

– Algo muy importante es que alientes a tu hijo a participar también en actividades al aire libre.

– Lleva a tu hijo donde su profesional de la visión para que le realice un examen integral y de ser necesario corrija sus defectos refractivos. Además es importante que sus lentes lo protejan de reflejos y de la luz azul de alta energía.

Ya sea que tu hijo haya sido diagnosticado con miopía o esté mostrando síntomas, su profesional de la visión está en la mejor posición para realizar un seguimiento de su visión o control de la miopía.

REFERENCIAS

https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0140419
https://www.eltiempo.com/salud/lo-que-les-puede-pasar-a-los-ojos-de-los-ninos-adictos-al-celular-421198
https://www.healthychildren.org/Spanish/health-issues/conditions/eyes/Paginas/What-Too-Much-Screen-Time-Does-to-Your-Childs-Eyes.aspx

 

Compartilo en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *